Mantener el flujo del agua a temperaturas muy bajas

 
En las partes septentrionales del hemisferio norte, las gélidas temperaturas pueden ser un riesgo para el flujo normal del agua cada invierno. Cuando hace bastante frío, el agua de las tuberías subterráneas se congela, por lo que es esencial vigilar la llamada "línea de congelación", es decir, la profundidad del suelo congelado.

 

Una forma de hacerlo es utilizar un termopar multipunto de tipo K para supervisar la temperatura del suelo a varias profundidades diferentes. Si la línea de congelación cae hasta la profundidad de la tubería principal de agua de una ciudad, se aconseja a los propietarios que abran ligeramente un grifo interior. El pequeño flujo del agua es suficiente para evitar que la tubería principal de agua de la casa se congele.

 

Precisión a largo plazo y mantenimiento sencillo

Para medir el termopar multipunto, es una buena opción utilizar una combinación del transmisor universal 4116 con el display / programador frontal 4501. El PR 4116 puede ser alimentado por un amplio rango de tensión de CA y CC, lo que facilita su instalación en los armarios de control existentes. Además, tiene una muy buena precisión a largo plazo y no requiere de calibración en una aplicación como esta. El PR 4501 permite que los equipos de mantenimiento visualicen fácilmente las temperaturas de los termopares desde la cabina, sin tener que conectar ningún equipo adicional. 

 

¿Es útil esta información?

 

Puntúenos

(10 votos)