Mediciones de procesos en ambientes corrosivos causados por agua salada o sal en el aire

 
Uno de los principales desafíos que enfrenta la instrumentación de campo en aplicaciones marinas y offshore es la naturaleza corrosiva del entorno en el que se instalan.

Estas duras condiciones hacen que las carcasas estándar de los instrumentos como el aluminio, por ejemplo, puedan corroerse rápidamente y potencialmente afectar el rendimiento y la seguridad del instrumento. El agua salada, por ejemplo, puede actuar como un electrolito y potencialmente producir la corrosión galvánica en tales circunstancias.

 

Por lo tanto, se acepta generalmente que en aplicaciones donde es probable la exposición a estos riesgos, los encapsulados de acero inoxidable se utilizan para los instrumentos de campo pertinentes. Los instrumentos de campo que miden temperatura, presión, nivel y flujo, por ejemplo, estarán expuestos a los elementos / atmósfera cuando estén instalados a bordo de barcos o plataformas petrolíferas.

 

Medición de  temperatura utilizando el PR 7501 con una carcasa de acero inoxidable

El agua de sentina aceitosa, una mezcla de agua, fluidos aceitosos, lubricantes y grasa, líquidos de limpieza, etc., a menudo pueden acumularse en la parte más baja de los buques grandes. Con el fin de descargar y almacenar el agua de sentina de manera responsable, se procesa a través de un separador de aceite / agua. Antes de este proceso, el agua de sentina se calienta a menudo a más de 49 ° C para permitir una separación óptima del aceite. El PR 7501 con una carcasa de acero inoxidable puede dar una indicación local altamente visible de la temperatura del agua junto con una salida de 4...20 mA al sistema de control de la bomba de achique.

 

¿Es útil esta información?

 

Puntúenos